Todo Fisioterapista que se haya acogido a la jubilación y que no se encuentre ejerciendo la profesión, ni devengando un salario que no sea el de su pensión.